miércoles, 19 de mayo de 2010

La expresión del sentimiento. Horacio Durán

Breña Sánchez, Matilde
mayo 20, 2010

Maestros detrás de las ideas

Al cabo de ver estos dos video sobre la vida e ideas de Horacio Durán, se puede captar la visión que el maestro tenía sobre la profesión del Diseño. Tras su larga experiencia como docente de esta profesión conformó una clara idea del quehacer del diseñador y de cómo éste debía de formarse a sí mismo y ser instruido en la academia.
En torno a ello plantea como fundamental la firme estructura mental del diseñador a través del equilibrio entre la intuición, a la que relaciona con lo estéticamente correcto, y el conocimiento racional, el bagaje cultural y la información oportuna. Para él ambos aspectos del ser humano son relevantes para el trabajo proyectual, a fin de que éste sea creativo e innovador.
La intuición será la guía que se aventure a la exploración de posibilidades formales o que mesure los avances, mientras que la razón, a través de la reflexión, concluya los atributos que el objeto ha de poseer para cumplir los objetivos propuestos. La presencia alternada de estos dos factores son fundamentales durante el proceso creativo.
En relación al concepto de diseño explica brevemente que se trata de la forma artística de comunicarse, mientras que al arte lo define como “la buena factura de formas de expresión del sentimiento”. Aun cuando se trata de explicaciones muy sucintas y de que se aprecia una analogía entre ellas, la primera alude a la relación del individuo con su contexto, a la manera en que éste se relaciona a través de la estética, es decir, de los aspectos formales de la materia, y por tanto de los objetos que elige para interactuar con ese entorno; mientras que la definición de arte perfila al sentimiento como el generador de las formas, así evoca al ser interno que a través de su voluntad, podrá expresarse artísticamente de tener las habilidades y destrezas para manipular la materia adecuadamente.
Sobre los aspectos tecnológicos a los que actualmente tiene acceso el diseñador, expone –con justa razón- el hecho de que, a diferencia de hace dos décadas que se divulgó la era digital, hoy por hoy el profesionista de diseño tiene toda la infraestructura necesaria para ser un buen proyectista y realizador. Con este comentario deja al individuo mismo, como último responsable de su desarrollo como creador, a través de la equilibrada comunión de la intuición y la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada